cesion derechos

Existe una variedad en el seguro de hogar que va dirigida a los prestamistas. Se trata de la cláusula de cesión de derechos al prestamista en el seguro del hogar.

Si acabas de adquirir una casa, vivienda convencional o cualquier tipo de propiedad de inmobiliaria con el que deberás lidiar con una nueva hipoteca de tu entidad financiera, lo más seguro es que sea muy necesario que adquieras una póliza de seguro. En este caso, será seguramente tu banco el que te exija que le demuestres que has contratado un seguro del hogar, ya que las entidades quieren tener la seguridad de que te tienes una garantía que cubra el inmueble para el que se franquea la hipoteca.

Así pues, si estás pensando en contratar un seguro del hogar o si el seguro de tu comunidad de propietarios ya incluye las partes privativas de cada propietario de la comunidad, es una muy buena idea que aproveches esta cobertura para cumplir con esta demanda de tu entidad financiera.

Sólo de este modo no tendrás que contratar el seguro propuesto por el banco. Por otro lado, si prefieres tener tu  propio seguro del hogar o si el seguro de tu comunidad de propietarios cubre partes privativas podrás  utilizarlo como seguro exigido.

Esta cláusula, por tanto, está dirigida a proteger los derechos del banco o entidad financiera, y que tú mismo cedas tus derechos de indemnización a tu banco. Así podrás rebajar tus costes de seguro. Sin embargo, en caso de  derechos de indemnización dineraria por un siniestro ésta cesión de derechos hará que sea tu banco el que tenga derecho al cobro.  Por otro lado, si la póliza es de la comunidad, ésta cláusula deberá ser aceptada por todos los propietarios de tu comunidad. Intenta asegurarte, además, de que percibes un documento firmado de las personas que forman parte de la comunidad aceptando esta cláusula y después necesitarás el papel de tu banco o entidad financiera sellado.

Las cláusulas de cesión de derechos a entidades bancarias o prestamistas tienen sus pros y sus contras y deberás ser tú el que se asegura de que ésta cláusula va a ser beneficiosa para tu economía. Por un lado, esta cláusula es la solución a la gran cantidad de gastos que supone tener una nueva vivienda. Además, esto supone un ahorro que mantiene las garantías necesarias para las partes.

Por otro lado, no hay un contra: no todas las compañías financieras se querrán hacer cargo de esta cláusula, ya que para estas entidades es muy sencillo vender un seguro automáticamente con la hipoteca.