Los 4 Elementos de la Responsabilidad Civil

Los 4 Elementos de la Responsabilidad Civil

Entender en profundidad el concepto de responsabilidad civil requiere conocer los elementos que la definen en un sentido más amplio. Estos son la acción, la culpa, el daño y el nexo causal. ¡Te los explicamos!

Acción u Omisión Antijurídica

En una situación en la que existe responsabilidad civil, irremediablemente tiene que existir un hecho antijurídico. Éste puede tratarse de una acción o una omisión, pero es un elemento imprescindible. Por otra parte, este hecho puede ser intencionado o tratarse de una negligencia pero su carácter no influye a la hora de detectar que se manifiesta la responsabilidad civil.

Culpa del Agente

Cuando se producen daños a terceros siempre hay culpa en la persona que perjudica a los demás. Sin embargo, no siempre tiene por qué haber dolo.

¿En qué se diferencian la culpa y el dolo?

Si el agente actúa con la intención de hacer daño, entonces el dolo está interviniendo en la responsabilidad civil. En cambio, la culpa es el factor que señala a un individuo como responsable del hecho. Por ejemplo, una persona que se salta un stop sin darse cuenta y produce daños en otro vehículo, es culpable de los mismos, sin haber actuado dolosamente.

Hay una excepción, y es el caso de responsabilidad subsidiaria o indirecta en el que la persona sobre la que recae la responsabilidad civil no es culpable, ya que la acción procede de un sujeto distinto. Es el ejemplo en el que los padres responden por los actos de sus hijos o los dueños por los de sus mascotas. Aun así es cuestionable que no haya culpa en la persona responsable, ya que debería haber vigilado mejor el comportamiento del individuo que depende de él.

Daño Efectivo

En todos los casos de responsabilidad civil, siempre tiene lugar algún daño que se puede resarcir y cuantificar. Este perjuicio puede ser de carácter material o moral. Y además, en el caso de los materiales, también se habla de daño cuando se deja de percibir un beneficio económico como consecuencia del hecho que acontece.

Nexo de Causalidad

Siempre que hay responsabilidad civil, también existe una relación causa-efecto, también llamada nexo de causalidad. Es decir, el acto tiene consecuencias que dan lugar a un resultado. La culpa es el origen y el resultado es la muestra de esa culpa. Así, se pone de manifiesto quién es el individuo imputable y su obligación de reparar el daño.

By |2019-06-28T10:03:02+00:00junio 24th, 2019|Categories: responsabilidad civil|0 Comments

Leave A Comment