Seguro médico para autónomos

Una de las principales causas por las que las personas no se hacen autónomas es porque no les compensa a causa del seguro médico. Los autónomos normalmente no tienen cubiertas sus bajas y los ingresos que dejarían de obtener los trabajadores a causa de una incapacidad temporal total serían del 100%.

Sin embargo cada vez más, empresas relacionadas con la salud están intentando que este problema quede solventado gracias a nuevos seguros médicos pensados para autónomos que quieren indemnizarles durante el periodo en el cual no puedan ejercitar su trabajo o profesión habitual, a causa de una enfermedad contraída o un accidente sufrido. El seguro permite contratar las coberturas que más se ajusten a cada situación, según las necesidades y el autónomo, normalmente puede establecer cuantías de indemnización diaria, distintas por asegurado.

Gracias a este tipo de seguros, los autónomos evitan el riesgo de no percibir los ingresos económicos habituales en caso de enfermedad, hospitalización o accidente. Además, los centros aseguradores también se implican a nivel burocrático, haciendo que la persona profesional obtenga apoyo administrativo, mediante una red de distribución.

Por otro lado, el seguro dirigido para autónomos sirve para compensar los ingresos que se dejan de percibir en caso de baja laboral por otras razones más leves que accidentes. Y es que a veces un autónomo deberá dejar trabajar también por asuntos personales, algo que a éstos jamás  se les había tenido en cuenta anteriormente, al contrario de las cláusulas del seguro de una persona que tiene un contrato fijo en una empresa.

El seguro médico para autónomos y pequeños empresarios también puede contratarse para asegurar las bajas por accidente o enfermedad de los empleados y menguar así los gastos de esto. En estos casos el autónomo o empresario obtendrá una indemnización durante el tiempo que él o sus empleados estén sin trabajar, con lo que las consecuencias no serán tan devastadoras. Muchos centros de aseguradoras, además, ofrecen un Plan Integral de Autónomos, algo que suele incluir muchísimas ventajas, como por ejemplo la hospitalización por cualquier causa.

Así pues, este tipo de seguros lo que consiguen es descartar el riesgo de no obtener tus ingresos habituales por una baja y proteger tu dinero y pertenencias, así como las de tu familia.

Con estos seguros, así pues, en el momento de baja el  autónomo recibirá una indemnización complementaria, si la baja se produce como consecuencia de accidente, normalmente sin coste adicional. Otras veces si lo deseas puedes hacer que el seguro sea aún más completo añadiendo una cirugía franquiciada de la miopía, hipermetropía y astigmatismo u otros problemas relacionados con la piel, los dientes o la vista.