¿Qué hacer si tenemos una fuga de agua en casa?

Problemas habitual con el agua en una vivienda

Tener problemas con goteras, humedades, filtraciones, fugas o escapes de agua en casa es algo que tarde o temprano les ocurre a todas las familias.

Si tenemos seguro de hogar, lo habitual y lo recomendable es que lo primero que hagamos sea llamar al teléfono de asistencia o a nuestro mediador de seguros para abrir el parte.

Nos preguntarán que qué ha ocurrido y cuándo.

Derechos y obligaciones como asegurado

Debemos saber que como asegurado tendremos los derechos que estén incluidos en las coberturas que hayamos contratado, pero también tenemos la obligación de “minimizar” los daños.

¿Cómo sabemos qué nos cubre nuestro seguro?

Bueno, pues debemos consultar las condiciones particulares de nuestra póliza. En ellas nos detallarán qué garantías hemos contratado.

Si se ha roto una tubería de agua de nuestra vivienda, en la mayoría de compañías aseguradoras nos cubrirán los siguientes gastos o nos incluirán los siguientes servicios:

  • Localización de la avería
  • Reparación de la avería
  • Reparación de los daños provocados
  • Reparación de los daños que hayamos provocado a los demás (condicionado a tener incluida la garantía de responsabilidad civil).

Una de las mayores dificultades con las que nos solemos enfrentar es la de localizar las averías.

¿Qué tenemos que hacer si no conseguimos localizar la avería?

Las aseguradoras, para casos más complicados, suelen contar con los servicios de empresas especializadas en localización de fugas de agua.

¿Puedo yo llamar a una empresa de experta en localización de fugas?

En muchos condicionados generales de seguros multirriesgo de hogar si especifica que tenemos derecho a que nos lo arreglen que nos indemnicen o asuman los gastos.

De todos modos, te recomendamos que si tienes una fuga de agua en tu casa y quieres que una empresa de expertos te lo gestionen como se explica aquí https://hydraleak.com/fuga-agua-casa/ a avises a tu seguro antes para que no te pongan pegas a la hora de pagar la factura.

En muchos casos, la mayor dificultad es la localización de la fuga. Una vez descubierta, la reparación de la avería y reparar los daños provocados, es mucho más sencillo.