Saltear al contenido principal
Cortinas De Cristal

Cortinas de cristal

Las cortinas de cristal son un elemento ideal para ganar en luminosidad, ventilación y sensación de amplitud. Instalarlas en terrazas, balcones o patios es uno de sus usos más comunes por las enormes ventajas que pueden aportar.

¿Qué son las cortinas de cristal?

Son innovadores cerramientos ideales para ser colocados en zonas exteriores, ventanas, balcones e, incluso, en interiores. Estas cortinas consisten en la instalación de innovadores paneles verticales de vidrio templado. Los paneles pueden medir hasta 300 cm de altura por 80 cm de ancho y entre 6 y 12 mm de espesor.

Se pueden instalar con o sin perfiles verticales. El material del cual están fabricadas suele ser vidrio templado, laminado, combinados o con control solar. Es decir: son tan versátiles que podemos adaptarlas a nuestras necesidades y a la decoración imperante en los espacios, tanto privados como públicos.

Ventajas de los cerramientos de cristal

Gracias a su gran versatilidad, podemos adaptarlas a cualquier configuración y diferentes tipos de instalaciones. Pueden adaptarse a cualquier diseño de planta: cuadrada, rectangular, en forma de «L» o curva. Además, podemos añadirle un sistema de apertura o puertas.

La variedad de cristales y la posibilidad de cortarlos en cualquier medida también los adapta a la altura que deseemos, pudiendo instalar cortinas del tamaño de ventanas o sustituir con ellas una o varias paredes por completo.

Su diseño invisible aporta elegancia a los espacios, además de unas vistas increíbles y una enorme luminosidad, la cual también contribuye con la eficiencia energética del inmueble. La instalación de estos cristales limita la transmisión de la temperatura de un lado a otro del cristal, por lo que también ayuda a aumentar la sensación de confort e impedir que se escape el aire. Esto quiere decir que un cerramiento de cristal potencia una climatización natural.

Durante los meses de verano podemos plegar nuestras cortinas de cristal con sistema de plegado tipo acordeón o libro. De esta manera, los espacios pueden estar abiertos de nuevo, garantizando así la ventilación. Y cuando queramos cerrarlas de nuevo, unos imanes potentes se encargarán de sujetar las hojas y mantenerlas unidas entre sí.

Sin embargo, ese es solo uno de los tipos de cierre disponibles. Cuando instalamos un cerramiento acristalado, podemos elegir el sistema de cierre. El sistema estándar consiste en un cable de acero inoxidable que une los pestillos inferiores y superiores entre sí, los cuales se accionan al tirar de dicho cable. También podemos usar el sistema tradicional de apertura con llave o con opción de apertura interior o exterior. De esta manera, podemos aumentar la seguridad del cerramiento.

Las ventajas de instalar una cortina de cristal para cerrar espacios abiertos son muchas. Y lo mejor es que también están disponibles para techos. Para saber más sobre las cortinas de cristal:

cerramientosabatibles.com/cortinas-de-cristal

Infopolizas

En este blog hablamos sobre información del mundo del seguro, novedades aseguradoras (lanzamientos de pólizas, nombramientos,...), opiniones y consejos. Nuestros contenidos van dirigidos a clientes de seguros, mediadores, proveedores de aseguradoras y personal de las compañías.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba