Saltear al contenido principal
Con Cuántos Años Hay Que Pasar El Coche A Terceros

¿Con cuántos años hay que pasar el coche a terceros?

 

Cuando una persona compra un coche nuevo, generalmente contrata un seguro a todo riesgo. Los motivos para elegir este tipo de seguro son varios, el principal es que si, por desgracia, tenemos un accidente y el coche queda irrecuperable, lo que se conoce como siniestro total, mediante el seguro a todo riesgo nos corresponde una indemnización igual al valor del coche cuando lo compramos. Es decir, que en caso perder el coche por un siniestro, al menos recuperaremos el dinero que nos costó, por lo que podríamos comprar otro sin problemas.

La duración de esta indemnización varía de un seguro a otro, pero lo más común es que sean los dos primeros años del coche. A partir de ese momento, los dos años en nuestro ejemplo, ya no es posible contratar el seguro a todo riesgo con esta opción. Sin embargo, deberemos buscar bien, pues hay algunos seguros que ofrecen la posibilidad de recibir una indemnización en función del valor venal del vehículo.

El valor venal es el valor que tiene un objeto descontando la amortización. En el caso de este tipo de seguros el valor venal del coche sería el valor de mercado menos un valor concreto por la amortización del vehículo. Este valor viene marcado por los años  de vida del vehículo y el tipo de modelo.

¿Cuándo comienza a ser rentable pasarse a un seguro a terceros?

Con todos estos datos ya lo vamos viendo claro. Si nuestro coche es nuevo lo más recomendable suele ser contratar un seguro a todo riesgo. Lo normal es que no pase nada, pero si nos pasa y tenemos un siniestro, no perderemos el dinero invertido en él.

A partir de ahí mantener un seguro a todo riesgo o a terceros depende ya de cada uno. Si utilizamos mucho el vehículo y dependemos de él para trabajar lo más común suele ser seguir con el todo riesgo y buscar alguno que ofrezca la posibilidad de indemnización según el valor venal.

La estadística dice que entre el cuarto y el sexto año de vida del vehículo la mayoría de usuarios dejan de contratar un seguro a todo riesgo. A partir del sexto año son muy pocos los que siguen con este tipo de seguros. La razón es sencilla, deja de ser rentable pagar una prima de seguro tan alta para un vehículo de esos años.

Entre el cuarto y el sexto año comienzan a desaparecer todo tipo de indemnizaciones en caso de siniestro total o, en caso de mantenerlas, su valor es tan bajo que no compensa pagar una prima de todo riesgo.

A partir de ese momento se comienzan a contratar de forma mayoritaria seguros de terceros, bien sean los básicos, bien los ampliados.

En cualquier caso la decisión depende de cada usuario, de lo que utilice el vehículo y de si puede permitirse pagar un todo riesgo o no.

Infopolizas

En este blog hablamos sobre información del mundo del seguro, novedades aseguradoras (lanzamientos de pólizas, nombramientos,...), opiniones y consejos. Nuestros contenidos van dirigidos a clientes de seguros, mediadores, proveedores de aseguradoras y personal de las compañías.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba