elegir seguro de moto

Las coberturas del seguro son las protecciones que contratas cuando te decides por una determinada póliza. Esta póliza recoge los servicios que debe darte la aseguradora si en algún momento precisas de ella.

Normalmente, estas protecciones repercuten en el precio final. Siendo así, a más coberturas, mayor precio. Aunque hoy, podemos encontrar con cierta facilidad opciones que ofrecen coberturas de un todo riesgo al precio de un tercero con solo usar un comparador de seguros de moto.

Es primordial tener claro qué buscamos en un seguro. Encontrar una aseguradora que cubra nuestras necesidades y que responda a las garantías de la póliza contratada, es básico.

A continuación, puedes ver las diferentes modalidades de seguros de moto.

Iremos de las pólizas para motos más básicas, a las más completas, que serian los seguros a todo riesgo.

Seguros de moto a terceros 

Es el más básico de los seguros. Este seguro es imprescindible y obligatorio para todo el mundo. Sin él, circular por la vía pública está totalmente prohibido.

Este tipo de seguro solo cubre los daños a terceros. Esto quiere decir que, en caso de siniestro, el seguro se haría cargo de los daños físicos y materiales que hayas podido causar a terceras personas, pero no cubriría los daños propios.

Terceros «ampliado»

Añadir que existen matices en este tipo de pólizas. Se conoce como “seguro de moto a terceros, ampliado”. Éste, en muchas aseguradoras, incluye, además de las coberturas básicas, la asistencia en carretera, el robo, la defensa jurídica o el incendio.

Es una póliza que suele tener muchos matices y estos, varían bastante de una aseguradora a otra.

Seguros de moto a todo riesgo

Suele ser el seguro por excelencia cuando estrenamos coche (al menos los primeros años) y ya cada vez más común en motos grandes. Este seguro, como ya se intuye por su nombre, contiene la póliza que más coberturas ofrece.

Diferencias entre todo riesgo y terceros ampliados en los seguros de moto

La gran diferencia del seguro a todo riesgo con el seguro de moto a terceros, reside en la protección que se le ofrece al motorista.

Con un seguro a todo riesgo, los gastos económicos por los daños que puede sufrir nuestra motocicleta como consecuencia de un siniestro, saldrían de la hucha de la aseguradora y no del conductor que la contrata.

Estos dos seguros vendrían a ser los más completos. Pero en la actualidad, la oferta es enorme y podemos encontrar seguros a terceros con coberturas ampliadas que rozan el máximo y seguros a todo riesgo que, por su precio, prácticamente no necesitamos ni pensárnoslo.

Es importante que las coberturas del seguro que escojamos sean las adecuadas para el tipo de uso que le damos a nuestro ciclomotor o a nuestra motocicleta.

Hay motoristas que solo cogen su moto para ir de ruta los fines de semana, mientras que otros le dan un uso diario para desplazarse por el pueblo o la ciudad. En ambos casos, el conductor necesita asegurar su vehículo pero no con las mismas coberturas.

Para valorar la contratación de la cobertura de robo, no es lo mismo guardar la moto en tu cochera particular, que en el garaje de una comunidad de propietarios que en la propia calle.

Hay muchos seguros a buenos precios, piensa cuál es el que tú necesitas, y asegura tu moto.