Saltear al contenido principal
Ventajas Del Todo Riesgo Con Franquicia

Las ventajas del todo riesgo con franquicia

 

Las compañías de seguros ofertan distintos modelos para poder acercarse a todo tipo de público. Así, tenemos desde el seguro básico a terceros, llamado también S.O.A. o seguro obligatorio de accidentes, hasta distintas modalidades de seguro a terceros y el todo riesgo.

El seguro básico a terceros es el mínimo al que obliga la ley, el seguro mínimo que deben tener todos los vehículos a motor que circulen por la vía pública. En este seguro se cubren los daños producidos a otros vehículos por el nuestro.

Por el contrario, el seguro a todo riesgo cubre todos los daños que se produzcan en un siniestro, los de los demás vehículos y los del nuestro. También cubre daños que se produzcan de manera fortuita, como rayones en la carrocería del coche.

El todo riesgo es más caro

El seguro a todo riesgo es más caro, claro está. No sólo cubre los daños producidos por nuestro vehículo a terceros, sino que también cubre los daños producidos en el propio vehículo. Además también es posible recibir una indemnización por el valor del coche si hemos tenido un siniestro y el coche es declarado como siniestro total.

Todas estas coberturas, evidentemente, tienen un coste, coste que se traslada al cliente a la hora de hacer el pago. Como el seguro a todo riesgo suele tener un precio bastante más elevado que el terceros básico este tipo de seguros suelen destinarse de manera principal a vehículos nuevos, pues en caso de siniestro total recibiremos una indemnización por el valor que el coche tenía de nuevo.

Ventajas de la franquicia en el seguro a todo riesgo

Para hacer más atractivo el seguro a todo riesgo las compañías de seguros ofrecen este tipo de seguro con franquicia. En este caso franquicia significa que a la hora de pagar por el seguro obtendremos un descuento. Ahora bien, en caso de tener que hacer frente a una reparación, pagaremos como máximo ese descuento que hemos obtenido antes. Por ejemplo, si tenemos un seguro a todo riesgo de 1.500 € con franquicia de 500 € en el momento de formalizar el seguro tendremos que pagar 1.000 €. Si hay que hacer alguna reparación al coche, la que sea, pagaremos como máximo los 500 € de franquicia.

Las franquicias pemiten contratar seguros a todo riesgo de una manera más económica que si no existieran. De entrada suponen un importante ahorro para nuestro bolsillo. Solamente en el caso de que tengamos que hacer alguna reparación pagaremos esa franquicia.

Para los conductores que casi nunca tienen problemas con el coche es una forma de contratar un seguro muy ventajosa, pues permite contratar un seguro completo a un precio algo mayor que un seguro a terceros. Para aquellos que a menudo tengan pequeños golpes o percances con el coche puede que no les salga tan a cuenta, pues en cada reparación podrían pagar hasta el importe de la franquicia.

Y por supuesto, con la franquicia no se pierde la posibilidad de recibir una indemnización por el valor del vehículo. Este valor dependerá del seguro y del tiempo de vida del coche, puede ser el valor del coche en el momento de la compra o puede ser el valor venal.

Infopolizas

En este blog hablamos sobre información del mundo del seguro, novedades aseguradoras (lanzamientos de pólizas, nombramientos,...), opiniones y consejos. Nuestros contenidos van dirigidos a clientes de seguros, mediadores, proveedores de aseguradoras y personal de las compañías.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba