Si vas a necesitar de cerrajeros de Barcelona, en Madrid o de residas,… posees un seguro de hogar o si simplemente estás interesado en mejorar la protección de los tuyos, puede serte de utilidad este post, en el que hablaremos de una técnica de robo un tanto sofisticada y no muy conocida: el bumping.

¿Cubre tu póliza los robos efectuados con este sutil método?

Breve historia del bumping

Esta historia comenzó en los años 70, cuando los cerrajeros daneses compartieron una técnica que desbloqueaba los cilindros de la cerradura. Consiste en presionar un poco la llave con otro objeto, haciendo que salten los cilindros y, en consecuencia, que la cerradura se deslice con facilidad, abriéndose así la puerta.

Los medios de comunicación de Alemania dieron la voz de alerta alrededor del año 2002. Hasta entonces, no había habido constancia de que la técnica utilizada por los cerrajeros daneses hubiera sido utilizada con fines no lícitos, especialmente para el robo en casas o propiedades ajenas.

En 2005, un programa holandés, Nova, se hizo eco del bumping y con ello crecieron el conocimiento y el interés sobre el mismo.

Por esas fechas, Marc Tobias, un estadounidense especialista en cuestiones de seguridad, empezó a dar charlas en su país sobre esta técnica y sus repercusiones para la seguridad. En 2006, publicó dos libros que ponían el tema además en una dimensión jurídica.

Más allá de su uso por profesionales cerrajeros, parece que se está extendiendo entre las bandas organizadas la utilización del bumping con finalidad delictiva. Incluso se ha detectado esta técnica en bandas con preparación e historial militar, que lo utilizan con objetivos seleccionados previamente.

Por ejemplo, viviendas compuestas por un único miembro, que son más fáciles de allanar. El propio conocimiento y difusión de la técnica por los medios de comunicación y en especial por Internet ha aumentado el riesgo, pues pueden encontrarse vídeos que explican cómo llevar a cabo el bumping.

Prácticamente cualquier cerradura metálica está expuesta a este problema, incluso las puertas acorazadas o de mayor seguridad. incluyendo las de puertas de seguridad y acorazadas. Se calcula que alrededor del 80 % de las cerraduras son accesibles con el bumping.

Ante esta problemática, las posibilidades de protección pasan seguramente por la sustitución de los cilindros convencionales por otros especialmente previstos contra el bumping, con unas cerraduras electrónicas o así protegidas.

¿Y si tu aseguradora no cubre el robo que has sufrido?

Cuando nos percatamos de que alguien ha logrado violar nuestra casa y sustraer cosas de valor es una noticia que nos enfada e incluso nos puede hacer sentir inseguros, pero es aún peor si el seguro obstaculiza el pago del valor de los bienes robados.

Esto puede ocurrir si no hay señales evidentes de la entrada de los ladrones: los «robos limpios».

Debes asegurarte de que tu seguro de hogar incluye la cobertura ante posibles incidentes de este tipo. Es importante entonces protegerse del bumping, pues hay muchos seguros que no lo cubren, al no dejar huella ni rastro.

Ten en cuenta esta información cuando tengas que tomar decisiones sobre seguridad y protección del hogar. Y si necesitas sus servicios, te dejo la dirección de una empresa de confianza:

https://www.cerrajerosbcn24h.barcelona/bombines-seguridad-antibumping/